Un guiño judío en el imperio celta

Neste foro falamos de Historia de Galicia, antiga ou actual: desde o celtismo ata a Memoria Histórica, etc. Os temas relativos ás historias persoais ou familiares dos emigrados, as súas vivencias na emigración teñen outro espazo en "Historias da nosa emigración".
cachafeiro
Socio/a
Socio/a
Mensagens: 684
Registado: sábado, 29 mar 2008, 01:44

Un guiño judío en el imperio celta

Mensagempor cachafeiro » domingo, 14 mar 2010, 23:59

Un guiño judío en el imperio celta
PATRICIA HERMIDA • FERROL
Más de 65.000 gallegos portan apellidos de origen hebreo ·· Los más presentes: Gil, Pardo, Salgado, Fuentes, Saavedra ·· Vestigios de los grandes asentamientos bajomedievales, descendientes de las 195 familias instaladas en 1464 sobre todo en Ourense
Cánticos hebreos se escuchaban en los anocheceres del sábado sobre Ribadavia. Y las comidas de esa jornada festiva se santificaban sobre una copa rebosante de vino. Los judíos asentados en el fértil Ourense de la Baja Edad Media colaboraron activamente en la producción vinícola con destino a Inglaterra, Italia, Alemania o Flandes, como indica el Centro de Estudios Medievales de Ribadavia. Aprovecharon sus contactos europeos para la distribución enológica, surcando un Miño navegable. Pero la influencia semita no sólo se extendió a la dorada cultura de la uva, sino también a una genealogía que llega hasta nuestras venas.
Ese guiño judío en el imperio celta se demuestra en los apellidos de más de 65.000 gallegos. Por lo menos un 2,32% de la población de nuestra comunidad autónoma demuestra ese origen hebreo en sus ascendentes. Un estudio de la revista de cultura judía Raíces enumera los apellidos semitas más frecuentes en la Península Ibérica: desde Abadía o Baltasar, hasta Valls, Vaquero y Ventura. Descendientes de las 195 familias asentadas en Galicia en 1464 se distribuyen por las cuatro provincias, especialmente en Ourense.
Según el gráfico adjunto, con datos del Instituto da L­ingua Galega contrastados con el INE, veinte apellidos de origen judío gozan de cierta prevalencia en nuestra población. Y tres de ellos superan los 10.000 habitantes: más de 13.000 gallegos de nacimiento apellidados Gil, casi 11.300 Pardo, y rozando los 11.000 Salgado. Trío de raíces hebreas con mayor presencia en las cuatro provincias: el primero sobre todo en Pontevedra, el segundo en A Coruña y el tercero en Ourense. Les siguen en el ranquin los Fuentes con casi 8.500 personas sobre todo en A Coruña, Gallego con más de 6.500 (Pontevedra) y Saavedra rozando los 5.000 (A Coruña). Superan los 3.000 descendientes los Delgado y Campo, pasan de 1.000 los Duarte, Herrero, Machado y Navarro. El listado se completa con pequeños grupos como los Barba, Cabeza u Orgaz nacidos en provincias gallegas.
Ni la Inquisición católica pudo borrar todas las huellas judías. Los 1.170 residentes en G­alicia durante 1464 decrecieron hasta 414 menos de veinte años después. En 1480 la orden emanada por las Cortes de Toledo los obligó a vivir apartados de los cristianos, convirtiéndose muchas calles en juderías como ocurrió en Ourense. El Archivo Histórico Provincial y el Archivo de la Catedral de Ourense tienen constancia de sinagogas en Ribadavia y Tui, o de preciosos cementerios coronando colinas de Allariz y Monterrei.
HACE 2.000 AÑOS Entrada sefardí por Finisterre
Como esclavos de los romanos, llegaron los judíos a España hace 2.000 años. Según historiadores de origen hebreo, \"probablemente entraron por el cabo gallego de Finisterre\". En G­alicia se asentaron sobre todo los sefarditas. Los archivos de Ourense constatan la existencia de la organización básica de esta comunidad: el consejo en Allariz y A Coruña, los tribunales de justicia en Ourense y la sinagoga en Tui o A Coruña. Los documentos también revelan el desarrollo de profesiones idénticas a las ejercidas por los judíos castellanos, como la recaudación de impuestos y las actividades artesanales.
Sus cromosomas llegan hasta nosotros de tal modo que algunas fuentes hablan de casi un 5% de población gallega con raíces judías, más de 80.000 personas. Entre viñedos y murallas aparece Ribadavia, el mayor guiño judío a la cultura celta. Según su Centro de Estudios Medievales, \"la estratégica situación de la villa atrajo a buena cantidad de hebreos que llegaron de forma aislada\". Aunque la afluencia se disparó al ubicarse allí la sede del Reino de Galicia en 1063, con poder de vasallaje sobre el reino moro de Badajoz. Aquellos \"señores de las finanzas\" sentaron las bases del negocio vitícola .
Los antepasadosMédicos, plateros y los comerciantes
·· Los judíos medievales en Galicia desarrollaron profesiones basadas en el trato personal: médicos, comerciantes, administradores de casas señoriales. Entre los artesanos destacaban los plateros. Y muchos poseían tierras como bien inmueble.
Declive por culpa de los Reyes Católicos
·· Como demuestra la historia, la llegada de los Reyes Católicos y su guerra contra el Islam también afectó a los judíos. Estos monarcas llegaron a cobrar contribuciones directas a los \"infieles\", hasta que en 1480 ordenaron su apartamiento de los cristianos.
Su presencia en las casas nobiliarias
·· Los documentos relatan la presencia judía en las principales casas nobiliarias gallegas. Sobre todo a lo largo del siglo XV: como en la casa condal de Santa Marta de Ortigueira o la casa condal de Ribadavia. También aparecen datos en la casa de Lemos.
Una llama sagrada desde Ribadavia
·· El Pintele Yid, llama sagrada judía, arde en el corazón de Ribadavia. Esta colectividad se aglutinaba junto a Porta Nova, sobreviviendo siglos a la expulsión decretada por los Reyes Católicos. Se declararon conversos o emigraron temporalmente a Portugal .
http://www.elcorreogallego.es/galicia/e ... ia-525660/

yagui
Mensagens: 81
Registado: segunda, 13 set 2004, 23:00

Un guiño judío en el imperio celta

Mensagempor yagui » terça, 23 mar 2010, 05:51

Diversidade ;)


Voltar para “Historia de Galicia e memoria histórica”

Quem está ligado:

Utilizadores neste fórum: Nenhum utilizador registado e 2 visitantes