Algunas rectificaciones a la noticia aparecida hoy en El Correo

Agradecemos que el principal periódico vasco se haga eco de nuestras noticias, pero debemos hacer unas aclaraciones importantes respecto a algunos datos erróneos que aparecen en la misma.

  • La cuestión más importante que queremos rectificar es la impresión que se da hacia el final del artículo cuando se dice que Al menos el coste de la asociación es reducida. Eso no es cierto ni lo he declarado en ningún momento cuando hablé con el periodista. De hecho considero que se trasmite justo la idea opuesta de la que llevamos años intentando hacer calar en la sociedad: mantener Fillos de Galicia tiene un coste, que aunque no puede ser comparado con el de otras entidades tradicionales, no deja de ser alto y nos cuesta mucho esfuerzo compensarlo con nuestros exiguos ingresos. De hecho, la última cifra de referencia de coste anual de mantenimiento y gestión es de 40.000 euros, como se puede leer en el PDF de nuestro proyecto de captación de fondos Parcelaria.com, donde además viene desglosada nuestra estructura de ingresos y gastos para quien quiera conocerla.
  • Por otro lado se informa erróneamente al principio de que es la Asociación Cultural Fillos de Galicia la que tiene 4 mil afiliados, cuando no es así. Los afiliados (socios) a la misma son los únicos que pagan una cuota y son a día de hoy tan sólo 55. Los 4 mil son miembros inscritos en la Comunidad Virtual Fillos de Galicia, es decir, Fillos.org, y lo son sin coste alguno para ellos. La diferencia entre la asociación y la comunidad virtual no se deja clara en ningún momento en el artículo y es fundamental para conocer nuestro proyecto y cómo y quién lo sostiene.
  • También se asegura que mis padres proceden de Lugo, cuando le informé al periodista de que eran de la provincia de A Coruña.
  • Tampoco he declarado nunca sentirme intregrado en Barakaldo. La integración de la comunidad inmigrante gallega en Euskadi, es a mi entender un mito, el cual he denunciado en diversos artículos.
  • Otro dato erróneo es que las asambleas virtuales las realicemos con cámaras web y micrófonos. Se realizan vía correo electrónico, de ahí su duración, que tampoco he calificado nunca de eterna.
  • Tampoco he asegurado nunca que Fillos esté a la cabeza de las entidades de la emigración, sino que como se puede ver en nuestras páginas tan sólo aseguramos estar entre las 10 primeras.

Pensamos que es importante realizar estas aclaraciones para los posibles lectores de El Correo que nos visiten a raíz de este artículo y a quienes les invitamos a saber más de nosotros de primera mano, por ejemplo comenzando por la sección O Concello, donde encontrarán diversas informaciones sobre nuestra comunidad virtual. También pueden escribirnos a fillos ARROBA fillos PUNTO org.

Esta entrada foi publicada en Fillos de Galicia. Garda a ligazón permanente.