Fillos de Galicia
< Mundo Galego >
Páxina principal          contacto@fillos.org          Acerca de Fillos


Los gallegos emigrados en Argentina recurren a Internet
para encontrar un trabajo que les permita volver a Galicia


Noticia tirada de Estrella Digital (11-Decembro-2001).
Autor: Manuel Vilas.


Los que buscan trabajo son personas con una elevada formación pero las escasas ofertas pertenecen a empleos de baja cualificación

"Soy nieto de gallego, de Burela. Tengo 46 años y una familia formada por mi esposa y dos hijos de 17 y 14 años, todos con alta formación en informática. Actualmente estoy desocupado, sólo hago trabajos eventuales que no garantizan mi estabilidad. Nuestros curriculums están a vuestra disposición. Espero noticias desde Galicia. Gracias" Este es uno de los cientos de mensajes de descendientes de gallegos que se agolpan en las bolsas de trabajo de Internet. Familias enteras que quieren escapar de la crisis que azota Sudamérica y se aferran a la Red en busca del futuro que les niega su país. Para su desgracia, las demandas de empleo en Internet también multiplican a las ofertas.

Fillos de Galicia

Fillos de Galicia es una comunidad virtual, "un lugar de encuentro en Internet para los hijos y nietos de los gallegos emigrados que, habiendo nacido en los lugares más diversos del mundo, sienten un interés especial por sus raíces gallegas". La asociación virtual creada por Manuel Casal, un informático que vive en Euskadi, ofrece todo tipo de información a los gallegos del exterior. En fillos.org el internauta puede encontrar desde un curso virtual de gallego hasta lo mejor de la gastronomía del país. Pero el servicio más demandado es la bolsa de empleo. Desde que la crisis económica se ceba con Sudamérica el tablón de Fillos de Galicia rebosa de mensajes.

Demandas de trabajadores de alta cualificación

Los anuncios más frecuentes son los enviados desde Argentina. La crisis bancaria obliga a trabajadores cualificados y universitarios a buscar un empleo fuera de su país. No importa si tienen un buen trabajo. Hay anuncios de enfermeras, técnicos de laboratorio, profesores universitarios, funcionarios públicos y de muchos técnicos informáticos. Lo fundamental es marcharse y, si es posible, recorrer de vuelta el camino que tuvieron que emprender sus padres o abuelos.

La crisis argentina es tan grave que incluso los pequeños empresarios, muy numerosos entre la comunidad gallega, están dispuestos a venderlo todo para volver. Uno de ellos es Daniel García, un veterano propietario de un pequeño taller. "Por las políticas destructivas para la gente que trabajamos y producimos me veo en la obligación de ser útil en otro lugar, y poder montar mi taller en el lugar que vio nacer a mis abuelos, que han visto como el negocio que montaron no merece la pena", escribe Daniel.

Pocas ofertas para empleos mal pagados

"Hay tres ofertas reales y cientos de demandas, y eso que no la hemos promocionado", señala Manuel Casal sobre su bolsa de trabajo. Y es que la realidad de estos foros son miles de demandantes frente unas pocas ofertas de trabajo. Ofertas para trabajos físicos, alejados de las expectativas de muchos de los internautas. Albañiles y peones de obra. Una empresa de gallegos que trabaja en Cataluña busca yesistas. Se necesita un peluquero para Vigo, no hay más.

Por eso los que tienen más oportunidades son los jóvenes dispuestos a trabajar de lo que sea. Como Diego Ezequiel, un estudiante de comercio exterior que preparado aceptar "cualquier trabajo". Su objetivo es ganarse la vida lejos de su tierra en un trabajo duro, "como mis padres lo hicieron aquí".

Una esperanza amenazada

La bolsa de trabajo de Fillos de Galicia puede desaparecer. La comunidad virtual se mantiene gracias al dinero y trabajo de Manuel Casal y de un puñado de socios. Un esfuerzo que ya no es suficiente. Casal asegura que "non podemos esperar destes fillos de galegos que o están a pasar tan mal en países como Arxentina ou Venezuela que financien os servicios". Casal busca un patrocinador que aporte 6.000 euros al año. De lo contrario las esperanzas que alimentan Fillos de Galicia sufrirán otro revés.


Outras noticias de Mundo Galego