Olvidacheme por pobre.
Eu a ti pol-a riqueza;
non veñas a miña porta
a molestarme a cabeza.

Olvidacheme por pobre.
E terás moita razón;
amor pobre e limón verde
sirven cando hai ocasión.

Fonte: archivo de Fillos, enviado por José Mario Vidal